Te explicamos por qué el precio del kWh sigue disparado

¿Te preocupa el hecho de que cada vez que pagas tu factura de luz el precio es mayor que el anterior? En este artículo vamos a explicarte la razón por la que ocurre esto.

Encabezado blog kWh

El precio del kWh no para de subir

Ya te habrás dado cuenta de que el precio del kWh aumenta constantemente si siempre estás atento al mínimo cambio en tus facturas de luz. Por lo menos España, pertenece a esa lista de países en donde la energía eléctrica tiene un precio muy elevado, e incrementa de forma continua.

Si hablamos en términos de facturación, el pago por consumo eléctrico representa alrededor del 50%, dando un golpe fuerte en el bolsillo de muchos. Es tanto así que lo conveniente es darte el porcentaje aproximado y no uno específico, pues quizá ya habrá sobrepasado este a día de hoy.

Ciertamente, el consumo eléctrico tiene relevancia, pero los recursos que se utilizan son los de mayor peso si nos referimos al precio. El gas natural es uno de esos insumos que suelen utilizarse en la industria, y es algo costoso de conseguir a día de hoy.

¿Cómo afectan los recursos como el gas al precio del kWh?

Cuando hablamos de generar electricidad, sin duda alguna el gas natural es el recurso más utilizado en cada una de las centrales; no solo eso, este es precisamente el que tiene un fuerte impacto en el precio de la luz.

Si le sumamos a esto los derechos pertinentes para la emisión de dióxido de carbono el costo de producción se eleva un poco más. Lo que ocurre es que actualmente no se están implementando otras medidas o no existen, por lo que solo queda seguir pasando.

Poco a poco se sigue incrementando el valor del kWh y por los momentos no hay nada que se pueda hacer directamente.

¿Existen otros factores que hagan aumentar el precio de la luz?

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha creado un efecto dominó en donde poco a poco van cayendo las piezas que mantenían el precio de la kWh estable. Como la demanda de gas se vio disminuida, el precio de este aumentó, y como se volvió más costoso, la compra también disminuyó.

De esta forma, los diferentes mercados se han visto afectados inevitablemente, en donde muchos comenzaron a racionalizar este recurso, afectando el servicio y su disponibilidad.

¿Qué se puede hacer para ahorrar en la factura de la luz?

Aunque no está en nuestra mano el poder bajar el precio, si que tenemos opciones para mitigar los efectos de estas continuas subidas. Puedes consultar algunos trucos aquí.

Puedes tomarte un poco de tiempo para planificar toda tu rutina diaria, teniendo en cuenta que en algunas horas el precio es menor. De esta forma, puedes rebajar un poco el monto final en tus facturas, y así también aprenderás sobre el valor que tiene este recurso.

Ser conscientes de la situación

El no dejar las bombillas encendidas es de las cosas más importantes si quieres ahorrar en tu consumo eléctrico. Los electrodomésticos o los ordenadores son parte de las cosas que tampoco deberían dejarse encendidas sin razón alguna y que te pueden ayudar a ahorrar.

Hay que decir que debemos tomar el precio del kWh como un llamado de atención, y que debes prepararte para todo lo que viene. Así que es fundamental comenzar a buscar otras opciones, como por ejemplo la producción local de este gas, pues ayudaría enormemente.

¡Compartir es vivir!

Comments are closed.